Lechuga

Lechuga

Propia de las regiones semi-templadas, se cultiva con fines alimentarios.  Normalmente se come cruda, como ingrediente de ensaladas y otros platos.En general las lechugas son ricas en antioxidantes, como las vitaminas A, C, E, B1, B2, B3, B9 y K; minerales: fósforo, hierro, calcio, potasio y aminoácidos. Hay más de 100 variedades de lechuga en el mundo. Aquí las más conocidas son:

-La  “mantecosa” o  “francesa”. Es apreciada por sus hojas tiernas y su delicado sabor, le sientan bien los aderezos ligeros. Su temporada es la primavera.

-La “arrepollada”.Su forma es redonda y sus hojas muy prietas, con forma de repollo. Es apreciada por su textura crujiente y su sabor suave y acuoso, que la hace ideal para sandwiches y ensaladas crujientes.

-La “criolla” o “española”. Es una variedad alargada, sus hojas se agrupan de forma poco apretada alrededor de un tronco ancho. Esta lechuga es la típica y económica en nuestro país. Esta variedad, cuando está cultivada al aire libre, es la más nutritiva de todas y por su tolerancia a las temperaturas la podemos encontrar en todas las estaciones del año, aunque en verano alcanza su esplendor.

-La“morada”.Los característicos bordes rojos de sus hojas, que le dan nombre, se deben a un pigmento llamado antocianidina, sustancia también encontrada en el vino, que lleva a cabo una actividad antioxidante en el organismo. Se puede consumir en ensaldas o utilizarse como decoración en los platos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone