Mario Velázquez: “Si no estás capacitado, tener media sombra y riego por goteo no te sirve de nada”

Córdoba, 13 de julio de 2018

Al igual que muchos otros trabajadores hortícolas, Mario Rodolfo Velázquez heredó la actividad de su familia, de origen boliviano y tradición productora. “Mi padre ha sido quien me impulsó en este camino” cuenta Velázquez, un santafesino que reside en Córdoba desde el año 1998 y se dedica a producir verduras de todo tipo en una quinta tecnificada con media sombra y riego por goteo, ubicada en la zona noreste del Cinturón Verde de la ciudad.

Velázquez considera que la capacitación es fundamental para la implementación de tecnologías en el campo. Por eso ve con buenos ojos las jornadas técnicas realizadas por la Asociación de Productores y las habituales visitas de los ingenieros Diego Arnedo y Hernán Cottura a las quintas. “Lo más importante es la especialización de uno para producir con tecnificación”, asegura. Charlamos con él para conocer su historia y su trabajo actual.

Aproduco-Portada

¿Hace cuánto se dedica a la actividad?

Trabajo en esto desde chico. Llegué a Córdoba con 14 años, donde me establecí con el resto de mi familia. Antes mis padres habían producido en Santa Fe, Corrientes, Buenos aires y el norte del país. Arranque a los 15 años a ser productor, ya que no estudiaba. Mis proyectos eran otros, pero a veces las circunstancias no son las que uno pretende. Y bueno, me puse a hacer lo que sé hacer. Actualmente somos dos socios en el campo, mi hermano y yo. Tenemos nuestro campo propio.

¿Qué producen en su quinta?

Varía según la época. Tenemos quince hectáreas en total, con once hectáreas de producción bajo techo y con riego por goteo. Ahí hacemos lechuga mantecosa, japonesa, lechuga endivia, espinaca, tomate, pimiento. A campo vamos con repollada, acelga, remolacha, repollo blanco, repollo morado, brócoli. Y todo lo relacionado a la producción de hoja verde.

¿Considera importante la tecnificación para el sector?

Creo que es primordial. Se achica la cantidad de agua necesaria para riego, se achican un montón de cosas. Las herramientas están a nuestro alcance, tenemos que abrir nuestra mente y ponerlas en proceso. Lleva su tiempo. Según la capacidad de cada uno, puede llevar por lo menos tres años.

Mencionaste que tu producción está tecnificada, bajo cubierta y con riego por goteo. ¿Cómo lograste hacerlo?

Lleva aparejado inversión y capacitación. Por ahí vemos que muchos tienen una malla antigranizo, pero no termina ahí. Lo más importante es la especialización de uno para producir con tecnificación. Si logras hacer eso, bueno, todo esto está al alcance de tu mano. Si no estás capacitado, tener media sombra y riego por goteo no te sirve de nada. Yo lo fui haciendo de a poquito. Lo primero que hay que hacer es empezar. Tenés tres o cuatro años de aprendizaje. Y es importante tener en cuenta quién lo va a seguir a ese proyecto.

¿Qué cosas cree que necesita mejorar el sector?

Creo que va bien encaminado. La Asociación de Productores está solucionando un montón de cosas que por ahí individualmente cada productor no lo ve. Pero a la distancia se ve. Todo cambio lleva su proceso. Por ejemplo, se están habilitando las bombas de riego (NdR: se refiere al sistema de perforación que abastece de agua para riego por goteo a los productores de la zona de Villa Esquiú). La ciencia no se hace por nada, se hace para utilizarla. Y nosotros tenemos que adaptarnos y hacer los cambios más fáciles.

¿Qué rol cumple la Asociación para Ud. como productor?

Gracias a la Asociación hoy nos estamos juntando a charlar, entramos a los campos. Facilita el intercambio. Y tenemos los técnicos que tenemos hoy en día. Ahí empieza la tecnificación. Vamos campo por campo, mirando cómo el resto está haciendo las cosas, mejorando. Creo que eso es lo que Perlo está consiguiendo. Hay que seguir apoyando, hay que seguir dándole para adelante. Yo creo que es el camino. Hay muchas cosas lindas que se pueden hacer junto a ellos y ojalá se logren.

¿Qué rol cumplen los ingenieros de la Asociación?

Están codo a codo con el productor, ayudándolo y dándole lo que les hace falta. Ofreciéndole información de un montón de cosas que no saben.

Aproduco-Velázquez-IV

¿Cómo es un día suyo en la actividad?

Con mi hermano nos destinamos las tareas de trabajo cada día. Yo me dedico a la venta con mi pareja y una persona más. Mi hermano se dedica a la producción, a manejar los cultivos. Esto no es sólo producir, sino también vender un producto. Y bueno, brindarle servicio a la gente que va al mercado. Entre nosotros consensuamos qué cosa se hace o no se hace. Hablamos y decidimos juntos, como todo proyecto.

¿Cuáles son las ventajas de comercializar su propia mercadería? ¿Dónde la vende?

En el Mercado de Córdoba. La ventaja de vender ahí es la oferta y la demanda. Si el producto es bueno, se vende rápido. Y si no se vende, podemos bajar el precio. Pero bueno, el intermediario siempre está.

¿Qué significa ser productor hortícola para usted?

Hacer comida para la población de Córdoba. Y hacerla cada vez mejor. Que sea un producto sano, inocuo, que cada vez vayamos ampliando las metas. Siempre queremos vivir mejor y queremos comer sano. Estamos trabajando para que llegue un plato de comida cada vez más sano a la mesa. Además, esto es algo lindo de hacer, a mí me satisface. Plantar una planta, ver cómo procesa su crecimiento…me encanta, hago lo que me gusta. Sino no lo haría. A la vez, me sirve para mis procesos de vida, para poder crecer.

¿Qué es necesario para sostenerse en el tiempo como productor?

Tratar de ser innovador. Yo producía con cierta magnitud y era efectivo. Y después dejé de serlo, me faltaba para seguir produciendo a una cierta escala. Pero siempre traté de tener la mente abierta para ser innovador, que haya alguna puerta abierta para proyectar y hacer cosas diferentes. Para seguir creciendo.

¿Se imagina trabajando de otra cosa que no sea la producción?

Creo que siempre soñamos trabajar en otra cosa, porque a veces no nos acostumbramos a decir “lo que hago es lo que quiero hacer”. Y siempre tenemos proyectos. Cada uno tiene una perspectiva amplia de la vida y de lo que quiere hacer. Yo hoy en día hago lo que me gusta.

Si tuviera que darle un consejo a un futuro productor, ¿qué le diría?

Que aproveche la presencia de los ingenieros y la Asociación, pueden ser de gran ayuda en los campos para solucionar un montón de problemas. Y si bien uno nunca sabe qué puede brindarle el futuro, le diría que lo importante es el deseo y las ganas de trabajar en esto.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone